SERVICIOS FINANCIEROS EN LA PRÓXIMA ERA DE ASOCIACIONES ENTRE HUMANO-MÁQUINA

4 de enero del 2018 | por Octavio Osorio

Octavio Osorio

Octavio Osorio

A los 17 años, Vitalik Buterin, un prodigio en matemáticas y programación, comenzó a descubrir el vasto potencial de Blockchain. Él vio una oportunidad prodigiosa para eludir a los intermediarios en el intercambio de activos y hacer las transacciones dramáticamente más rápidas, más baratas, más simples y más transparentes. Buterin desarrolló Ethereum, una plataforma informática de distribución abierta, pública y basada en blockchain para desarrolladores que comenzó a funcionar en julio de 2015.

Solo dos años después, Calastone, una compañía de tecnología financiera, anunció que está activamente involucrada en probar la factibilidad de blockchain para desarrollar un mercado global común para la negociación sin fricciones, y la liquidación de fondos mutuos.

Reconociendo la oportunidad de reimaginar el entorno bancario central, Dell Technologies está desarrollando una versión de clase empresarial de blockchain, implementando infraestructura que impulsa backends de blockchain, proporcionando servicios de integración de datos y diseñando aplicaciones de front-end para interactuar con sistemas Blockchain.

Tal es el impulso detrás de Blockchain, que 30 grandes bancos se han unido a una alianza para desarrollar una cadena de bloques privada de Ethereum, reconociendo que necesitan hacer que Blockchain trabaje para ellos (en lugar de enterrarlos). Por supuesto, habrá algunos perdedores. Las interrupciones rara vez son ordenadas, ya que los líderes de los servicios financieros (SF) son demasiado conscientes. El año pasado, el 50% de las empresas de SF dijeron que les preocupaba volverse obsoletas dentro de 3-5 años (5% más que el promedio mundial).

Pero las nuevas tecnologías como Blockchain también están abriendo la puerta a nuevas oportunidades comerciales y flujos de ingresos.

Un nuevo amanecer en los servicios financieros

El Instituto para el Futuro (IFTF) cree que estamos ingresando a la próxima era de asociaciones entre humano-máquina .  Hemos vivido y trabajado junto a las máquinas durante siglos, pero para 2030, estas asociaciones estarán más entrelazadas e inmersivas que nunca. La tecnología funcionará como una extensión de las personas, convirtiendo a los humanos en conductores digitales.

Estamos viendo esta jugada en los esfuerzos de las compañías de FS para elevar sus niveles de servicio. Tecnologías emergentes – definidas por IFTF como inteligencia artificial (IA), robótica, Realidad Aumentada y Realidad Virtual (RA / RV) y tecnologías en la nube – combinadas con el genio humano, están transformando los servicios financieros al reducir costos, automatizar tareas mundanas, mitigar el riesgo y crear oportunidades para llegar a nuevos clientes.

Por ejemplo, para 2030, con la computación cognitiva a la cabeza (plataformas inteligentes de autoaprendizaje que imitan el comportamiento humano), la mayoría de las personas contará con un asistente personal virtual para atender sus necesidades bancarias cotidianas. Van a ir más allá de lo que los banqueros personales humanos hacen hoy, al sugerir oportunidades altamente personalizadas en tiempo real para reducir la deuda o ahorrar dinero.

 Servicios financieros de Código Abierto

Los bancos alguna vez fueron, y en muchos aspectos siguen siendo, los leviatanes de la industria del SF, pero una generación diferente de competidores, liderados por la generación del milenio, está poniendo a la industria de cabeza.

Patrick Collison es uno de esos millennials. Presidiendo una compañía multimillonaria, Stripe, Collinson está “resolviendo [problemas] a través de la tecnología y … empoderando a otros desarrolladores y constructores”. Ha revolucionado la industria de pagos con la codificación y las interfaces de programación de aplicaciones flexibles (APIs).

Lo más probable es que con la aparición de las APIs bancarias abiertas, se generen más transformadores del estilo de Collinson. Con las API abiertas, los nuevos jugadores simplemente entrarán en escena. La aparición de ecosistemas bancarios no tradicionales hará que la experiencia del cliente sea mucho más fluida. Los servicios bancarios tradicionales se combinarán con los servicios bancarios no tradicionales, extrayendo datos de una gran cantidad de dispositivos de Internet de las cosas (IoT). Los clientes iniciarán una transacción utilizando una parte del cuerpo autenticada (voz, cara), y se desencadenará una cascada completa de acciones apropiadas. Algoritmos altamente complejos y potentes harán el trabajo pesado en el fondo, mientras que la experiencia del cliente en primer plano parecerá casi inconsecuente. Y si tienen alguna pregunta, un holograma estará a su disposición.

Asia-Pacífico tomará la iniciativa

Los pronósticos del IFTF para el futuro giran en torno al potencial aparentemente ilimitado de las tecnologías emergentes para redibujar nuestro mundo. Los nuevos agentes de poder entrarán a escena, y los titulares se retirarán. Estamos viendo esto en el escenario global. Regiones de Asia-Pacífico están experimentando un rápido crecimiento e industrialización mientras disfrutan de los beneficios de ser un legado libre.

Esta libertad está fomentando la innovación en toda la región. Por ejemplo, Woori Bank en Corea del Sur está probando los servicios financieros de robots. China ha adoptado robots fiscales y de asesoramiento a gran escala[1]. Varios bancos indios están utilizando Blockchain para llevar a cabo transacciones de comercio internacional y remesas en el extranjero, y la startup india Primechain Technologies está creando soluciones de blockchain en contra del lavado de dinero, pagos fronterizos, registro de activos y sindicación de préstamos (NB Primechain vende a bancos y planea tener 750 miembros para 2019[2].)

Un lugar para los humanos

Si bien la economía mundial está adoptando claramente las tecnologías emergentes, el auténtico elemento humano sigue siendo importante. En lugar de ver el futuro como una de dos realidades conflictivas: la visión cegadoramente pesimista de que la IA(Inteligencia artificial) define el desempleo masivo, y la suposición demasiado optimista de que la tecnología equivale a panaceas para todos los males sociales y ambientales, necesitamos prepararnos para un futuro en el que las personas forjen alianzas significativas con máquinas. ¿Cómo equipamos a la fuerza de trabajo con habilidades computacionales para que puedan comunicarse y solucionar problemas con los miembros de su equipo automatizado? ¿Qué controles y equilibrios deberíamos implementar para garantizar que no nos volvemos subordinados a las formas en que las máquinas se adelantan a nuestras necesidades?

En palabras de Andres Wolberg-Stok, Director Global de Plataformas y Servicios Emergentes de Citi, “el intercambio de APIs … puede permitir que los agregadores inteligentes separen la cadena de valor, pero las piezas se ensamblarán en otro lugar.” Es nuestro trabajo asegurarnos de que la tecnología sea ensamblada de nuevo de manera que continúe apoyando grandes cantidades de trabajo humano, a través de asociaciones simbióticas que se afirman mutuamente con sistemas poderosos e inteligentes.

 

Notas:

[1] http://www.bbc.co.uk/news/business-41159944

[2] https://www.forbes.com/sites/suparnadutt/2017/09/01/blockchain-is-slowly-changing-digital-banking-in-india-thanks-to-these-startups/#49a9a8884a17

 

Acerca del autor: Octavio Osorio es Vicepresidente for Latin America Enterprise en Dell Technologies.

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someone

Etiquetas: , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *